martes, 6 de junio de 2017

Papás deben darse tiempo para jugar con sus hijos

Cuando los hijos están aburridos, los padres tienen que hacer hasta lo imposible para que no se pierda la magia de los momentos libres. Muchos han tenido que enfrentarse al aburrimiento de los niños. Frases como “ya pasé todos mis juegos”, “estoy fastidiado” o “no tengo nada que hacer” proponen un desafío a los adultos, quienes tienen que ingeniárselas para resolver este grave problema.

Los videojuegos, la televisión y las aplicaciones en los dispositivos móviles no siempre son suficientes para entretener a los más pequeños de la casa. Estas actividades también se convierten en una rutina, sobre todo, si no se involucran con ellos.

Indudablemente, no se debe dejar de atender las obligaciones y los quehaceres del hogar, pero vale la pena apartar las responsabilidades y dedicar tiempo a los niños sin esperar a que demuestren ese vacío.

A veces, no es fácil crear un plan que sirva para distraer a los hijos, en especial, si ya están grandes y los intereses son diferentes. No obstante, se debe considerar los gustos de cada uno, para poder integrarlos a las iniciativas que se lleven a cabo en esta misión.

De acuerdo al portal lamenteesmaravillosa.com, hay siete ideas para divertirse con ellos:



1. Desempolva los juegos de mesa:

Esta dinámica permite que se descubran las destrezas y habilidades mentales que poseen con opciones diferentes. Además, la interacción que implican estas alternativas fortalece el vínculo entre padres, la comunicación y el afecto.



2. Manualidades:

Aprender y jugar son dos factores que van de la mano cuando se realizan trabajos creativos. La realización de manualidades es perfecta para los días lluviosos o muy fríos en los que no se puede salir de la vivienda, para evitar que se resfríen. Busquen papel, colores, témperas, pinturas, plastilina, goma de pegar, crayones, marcadores y cualquier material de reciclaje.



3. En el piso:

Es aconsejable atreverse a pasar un buen rato con los hijos. Es posible realizar un dibujo de la familia. También es recomendable usar sus juguetes preferidos o armar un rompecabezas interesante que sea apto para la edad.



4. Un día de piscina o en el parque:

Todo niño sueña con pasar un día mágico en estos ambientes. Pero, la experiencia debe ser vivida en familia. Es un espacio para enseñarles a nadar o practicar algo distinto en el agua. Si demuestran que quieren un instante para compartir con otros amigos, hay que darles espacio y hacerles sentir su presencia.



5. Disfrazarse o crear looks nuevos:

Es posible crear historias con personajes imaginarios, hacerles una sesión de fotos como recuerdo de la experiencia.



6. Cine en casa:

Una maratón de películas es fantástica para los hijos. El repertorio debe ser planificado de acuerdo a la edad de los niños. Se puede acompañar el momento con palomitas y golosinas.



7. Cocinar con los mini chef:

Se puede buscar recetas fáciles, comprar todos los ingredientes y enseñarles los secretos del mundo culinario. Se debe aprovechar para indicarles los riesgos de la cocina y entrenarlos a manipular ciertos objetos con precisión.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario